domingo, 24 de mayo de 2015

SUFRAGIO NO ES DEMOCRAZIA 2

Como cada cuatrienio, más de treinta y cuatro millones de ciudadanos elegimos por sufragio universal y secreto a unos sesenta y ocho mil concejales de los que saldrán los ocho mil ciento veintidós  alcaldes que gobiernan nuestros municipios. Estos alcaldes elegirán a los cincuenta presidentes de las diputaciones provinciales. A su vez casi veinte millones de ciudadanos debemos elegir a unos dos mil diputados que elegirán a los trece presidentes de las autonomías correspondientes que nos toca votar.
El sufragio es una parte importante de la democracia actual pero debiera ser el  inicio de un compromiso con el ciudadano y no un hola y adiós y hasta la próxima, que dicho sea de paso, será antes que finalice este año eminentemente electoral. Nos piden el voto; votamos y si te he visto no me acuerdo. Se utiliza el sufragio como justificación política (no hay nada mejor) pero se limita a periodos demasiado largos y tan encasillados que es difícil simpatizar con algún candidato que no sea familiar o amigo. Esto se me antoja no demasiado improbable ya que “disfrutamos” de un concejal por cada 500 electores.
A mí y seguro que a todos (quizás podamos excluir a los sesenta y ocho mil concejales) me gustaría tener capacidad para que con mi voto, pudiera elegir a los miembros municipales y autonómicos que entendemos dignos para que nos representen y gobiernen. Capacidad de elegir a los miembros de cualquier Parlamento indistintamente de las siglas del partido. Este actual todo o nada, es frustrante  y poco tiene de democrático. La estructura jerárquica de los partidos políticos es tan inamovible que tenemos la sensación de votar siempre a los mismos. Queremos y debemos exigir poder votar a los candidatos que creamos mejores independientemente del grupo político que represente. La democracia necesita actualizarse y los ciudadanos debemos exigirlo. ¡Basta ya de sufragios!
¿Por qué no se nos da una única papeleta con todos los candidatos de todos los partidos para votar a las personas? Está claro que por miedo de los jefes. Podría pasar como en el reino de los cielos: que el último sea el primero y el primero ni siquiera sea. Es una vergüenza democrática: cualquier elección actual en la que participen un grupo de personas es más democrática que nuestras elecciones.
¡Queremos votar a las personas, no a los partidos!
¡Queremos compromiso diario, no cada periodo electoral!
¡Queremos democracia, no sufragio!



GEOLOCALIZACIÓN


miércoles, 20 de mayo de 2015

VOTA PP

Mira que es difícil encontrar una pintada callejera a favor de un partido político y todavía mucho más si se trata del Partido Popular. En contra: las que queramos. 
Y es que en estas elecciones, dicen los expertos, que manifestar votar al PP o al PSOE no está bien visto. Sólo los convencidos o forofos expresan con cierta naturalidad que este penúltimo domingo de mayo votarán a los de siempre.
Por el contrario, los votantes de los dos partidos emergentes cacarean por tierra, mar y aire (y sobre todo en las redes sociales) que votarán Ciudadanos o a Podemos orgullosos de provocar un cambio político sin precedentes en la joven democracia española. ¡Se verá!
A cuatro días de las elecciones, las encuestas internas y externas (esas que no pueden decir en la última semana por una ridícula norma electoral sin sentido en la era de internet) que un 30% del electorado está indeciso y que otro porcentaje considerable se sitúa en el ocultismo: que piensan votar a PP y alguno menos a PSOE pero no se atreven a manifestarlo abiertamente.
¡Qué complicado esto del sufragio! 
Un servidor, como ciudadano normal, sólo pediría poder ver la noche del domingo electoral ganadores y vencidos. Me conformaría con no volver a ver a nuestros políticos con lagrimas en el corazón diciendo que han ganado las elecciones o que son el partido que más a incrementado su posición o incluso el que menos ha bajado. ¡Milongas! Un: "hemos perdido las elecciones" y las correspondientes dimisiones sería lo políticamente correcto. ¡Ánimo!



GEOLOCALIZACIÓN


miércoles, 13 de mayo de 2015

ÉCHALE UN PAR...

Avenida Reino de León, 1 24006 León
No es la primera vez que en esta valla publicitaria de la leonesa calle Reino de León se pueden observar mensajes tan variopintos como este. Desde luego, los huevos fritos pintados y coloreados con cierta maestría se me antojan bastante apetitosos al igual que lo será para el resto de peatones que paseen por la calle.
Cada día está más claro, que en esta nuestra sociedad actual, no se puede vivir si no le echamos un par de huevos e incluso en ciertas ocasiones: cojones. Según están las cosas o más bien, según hemos dejado que estén las cosas o nos pongan las cosas  o igual tenía que ser así, para vivir necesitamos echarle agallas y arresto a la vida. A casi todos nos permiten sobrevivir, pero vivir… Ufff.
Échale un par  para trabajar en lo que sea, a cambio de un salario cada día más indigno.
Échale un par para llenar el depósito de gasolina al son de unos precios del crudo que no sabemos de dónde vienen aunque nos lo digan constantemente.
Échale un par  para gastarse 50 euros en la compra cuando no hace mucho 5000 pesetillas te daban para lo mismo y era una fortuna.
Échale un par para ver la televisión, escuchar la radio o leer la prensa. Sin duda, una de las mejores opciones es sobrevivir en la ignorancia y quedarse con lo mejor de las emisiones: ¡los anuncios!
Échale un par para comprobar como personas que se dedican a la cosa pública se convierten en personajes que se dedican a sus cosillas.
Échale un par para “dar estudios” a un hijo o a dos, (pocos valientes se atreven a más) y pagar libros, material, ropa, academias, matrículas o máster normalitos a partir de 5 cifras de euros.
Échale un par  para pagar tantas cosas que hace tan solo una década ni existían y ahora se nos hacen imprescindibles.
Échale un par  para sonreír y sobre todo, échale muchos pares para reírse a carcajadas de los que parecen se ríen de nosotros porque nada mejor que reírse de uno mismo.
Échale un par  de huevos y en las ocasiones oportunas: ¡échale cojones, aunque no sean pares!

GEOLOCALIZACIÓN

domingo, 10 de mayo de 2015

HIPOTECA TU VIDA 2

Calle El Hayedo,1 24007 León
Esta antigua pintada está en la parte trasera de una sucursal del Banco Santander, al lado de un butrón que hizo un ladronzuelo de poca monta y que consiguió tener en jaque a un joven y amable Director de sucursal que se llevó además de la experiencia un buen susto al encontrarse al caco dentro de la oficina cuando por la mañana se disponía a comenzar la jornada.
En la actualidad, al igual que en Europa,  es cada vez más frecuente que ciertas familias decidan no hipotecar su vida con la compra de una vivienda. Desde luego, la inagotable crisis está ayudando mucho.
Los españoles somos inminentemente poseedores, nos gusta tener cosas, poseer bienes y la culminación de nuestras aspiraciones es la compra de una vivienda. Total... por un poco más que un alquiler nos compramos una casa y al final de la vida pasa a ser nuestra. ¡Cuántas veces hemos oído e incluso hecho esta reflexión!
Pero la realidad es que sin trabajo o con un trabajo poco digno y un salario precario, las jóvenes familias españolas cada vez lo tenemos más difícil para alcanzar las aspiraciones que nuestros padres consiguieron a base de demasiados sacrificios que las nuevas generaciones no estamos dispuestos a realizar. Nos gusta ir de vacaciones, renovar el coche, salir a cenar de vez en cuando, tomar unos vinos con los amigos, comprar tecnología, etc. y la compra de una vivienda se queda lejos de nuestras aspiraciones e incluso el alquiler.

Debemos cambiar el chip y comenzar a reflexionar seriamente si la adquisición de una vivienda, aparejada a los sacrificios económicos que suponen merecen la pena. Toda una vida para pagar un sin fin de letras al banco y morir con la satisfacción de dejarles a nuestros hijos unos cuantos ladrillos viejos que quizás no puedan ni cobijarse en ellos porque tuvieron que emigrar con su carrera y un par de master bajo el brazo a la poderosa Alemania o al próspero y prometedor Chile para vivir una nueva vida lejos de las raíces y convertirse para siempre en extranjeros en el país de acogida y extranjero en nuestro país.


GEOLOCALIZACIÓN



Ver mapa más grande