viernes, 7 de agosto de 2015

ESPAÑA Y GRACIA SIEMPRE CAMARADAS


No sabemos si este mensaje se sitúa en el margen político o más bien corresponde a los tradicionales 10 points que nos solía otorgar los helenos en el siempre decadente pero cada vez más  actual festival de Eurovisión. ¿Sería por la reina Sofía?
El caso es, que la cuna de la actual civilización política y cultural europea se tambalea ante una manera de vivir que ya no podrán disfrutar como hasta ahora: trabajar poco y pagar pocos impuestos no es lo que se lleva en esta bárbara Comunidad Económica Europea.
Nos hemos dejado regir de tejas a bajo por los destinos de pueblos cada vez más cercanos por el espacio aéreo pero que nos alejan del suelo que habitualmente estamos acostumbrados a pisar los mediterráneos. ¿Pero, cómo explicarle a un ciudadano de Hannover que nos gusta más vivir que trabajar y que hasta somos capaces de vivir sin trabajar? Y nos conformamos con poco y a veces con nada. Por supuesto que nos gusta conducir un BMW, aunque no tengamos para gasolina. ¡Difícil! Quizás algunos propietarios de Magaluf sean capaces a entendernos y acomodarse a una vida para la que no han sido maleducados.
España y Grecia son camaradas actuales por propiciar ciertas desidias macroeconómicas que atienden más a la manera de vivir que a cualquier otra circunstancia. Si no fuera así, nada sería igual. No debemos olvidar que: ¡Hay tontos porque hay listos! Y ¡hay ricos porque existen los pobres!
Los dioses de Homero deciden en asamblea el retorno de Odiseo al redil que marcan los tiempos de un rencoroso Poseidón alemán cansado de poner euros y no queda otra que claudicar: subir el IVA, bajar las pensiones y sobre todo trabajar y trabajar. Como dijo la Bernarda de Lorca: obrar y callar es todo lo que pueden hacer los que viven a sueldo.  ¡Las ninfas estarán contentas!



Geolocalización

Ver mapa más grande